El lugar en que las calles no tienen nombre

Existe un lugar en el que perderse eternamente, en el que el tiempo se detiene y donde no hay palabras, donde el alimento es un suspiro, donde las necesidades la calma. Existe un laberinto de emociones fugaces, que se pierden si no se atrapan, oportunidades efímeras esperando ser disfrutadas. Existe una realidad paralela en que los anhelos se cumplen, en que las esperanzas se depositan y en el que no hay que pagar para recuperarlas. En tus sueños existe un lugar…

…un lugar en el que las calles no tienen nombre.