Crestita

Dos cobayas han venido a casa de invitadas. No suelo fijarme mucho en estos animales que como yo digo “no tienen sentimientos”, vamos, que parece que ni sienten ni padecen por lo que ocurra a su alrededor, muy diferentes a los perros por ejemplo, aunque poco a poco les voy viendo el puntillo, sobre todo cuando les junto a las dos, los sonidos característicos, las ansias cuando por las mañanas se les da de comer…

Bolita negra es la que más me gusta, su nombre: Crestita, es un macho totalmente negro pero muy gracioso porque tiene una cresta que parecen cejas blancas sobre la cabeza, es apenas un bebé, duerme mucho y come poco (casi siempre cada mañana tiene medio cuenco lleno y al rellenárselo no le da por volcarlo). Por su actitud parece que aún tiene mucho que aprender, se asusta con facilidad de los de su propia especie y se detiene a mirar el mundo con sus pequeños ojos de “esto qué es, esto es nuevo para mí”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s