Don’t Stop

Casi seis meses frenéticos de esos de “don’t stop” de no parar, sin apenas tiempo para pedir ni unas míseras vacaciones más allá de los días hábiles, pero parece que ya va siendo hora. Una amplicación en las responsabilidades, de repente un par de meses más tarde un cambio de servicio inesperado que nos llevó a un concepto diferente, a una forma nueva de trabajar. ¿Cómo pedir vacaciones cuando se está aprendiendo algo nuevo y ese algo nuevo se alarga en el tiempo porque los cambios no parecen tener frenos? Cambios de horario que por obra y gracia del destino al final han terminado dando un giro inesperado, un puesto que corre peligro con casi un pie fuera… llegar y no saber si ese es el día de la despedida…

Ahora llego a casa y mi cabeza sigue dando vueltas a todo a pesar de estar fuera. Sé que siempre me ocurre esto hasta que todo se normaliza y tomo el controlo de la situación. Llegó el momento de decir STOP y tomarse unas holidays y las cosas de otra forma. ¿Cuando? Muy pronto.

2 comentarios en “Don’t Stop

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s