Un mundo observado

Como humanos a veces tendemos a pensar más de la cuenta, creyendo que todo lo que se mueve a nuestro alrededor, incluso aquellos de nuestra misma especie, sienten lo mismo que nosotros. Un gran error que nos lleva a malinterpretar y a suponer algo que en realidad no existe.

Los animales parecen desprovistos de la percepción de ser observados o, al menos, en aquellos casos en que nos parece que sí con conscientes, quizá lo interpretan de manera distinta a como lo interpretamos nosotros cuando somos observados. Así, esos animales que pueblan zoos o canales de grandes ciudades en libertad, son observados por decenas de miradas mientras su vida continúa ajena a todo ello.

¿Qué significa entonces para ellos todos esos seres que se mueven a su alrededor? ¿Algo natural, otra especie que vive en iguales condiciones?

Un comentario en “Un mundo observado

  1. Cuando nos sentimos observados tendemos a pensar que si nosotros observamos a una determinada persona por algún motivo, si esa misma persona nos observa, piensa lo mismo que nosotros; esto a veces es así y a veces no.
    Pero reflexionemos y seamos sinceros, a quién no le gusta ser observado por alguna persona que deseemos que nos observe?
    La imaginación del ser humano es infinita y sentirse observados (depende de por quién), puede hacerte sacar una sonrisa, sentir que esa persona desea conocerte más aún y alegrarte un día monótono y acordarte de este hecho durante el resto del día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s