La Cúpula de Stephen King

Tanto las películas basadas en sus libros como las propias novelas de Stephen King, siempre me han despertado una tremenda curiosidad. Nunca se sabe lo que el genio del terror y la ciencia ficción puede tenerte reservado en la siguiente aventura.

Con La Cúpula la acción y el misterio no se encuentran reservados para la página 460 o 673, sino que desde el primer momento nos sumerge dentro de algo desconocido que de repente irrumpe en todas direcciones a las afueras de Chester’s Mill, en Maine. A lo largo de las primeras páginas somos testigos personaje a personaje de cómo el pequeño pueblo ve truncada su vida cotidiana ante la caída inminente e inesperada de una cúpula de cristal que corta a cuchillo todo a su paso y que parece impenetrable tanto desde dentro como desde fuera.

En la edición de Círculo de Lectores, el libro está diseñado en géltex sobre cubierta con la impresión en relieve de la cúpula y las letras reflejando alguno de los accidentes que se producen a su alrededor. El libro está estructurado por pequeños episodios no numerados con título en cuyo interior hay capítulos individuales separados numéricamente. Antes de comenzar la lectura podemos ver un mapa del pueblo de Chester’s Mill y echar una ojeada a las páginas en las que se nos habla de los personajes que estaban en el pueblo cuando cayó la cúpula, aunque los iremos conociendo uno a uno en el transcurso de sus páginas.

Un día normal y apacible en el que de repente deja de existir la normalidad y el caos se apodera de la existencia.