Yo soy yo y mis circunstancias

Porque aunque sea como los demás, no me parezco a nadie. Porque aunque beba, coma, rie o cante, nunca lo haré como los demás. Porque lo que yo siento ahora se debe a un cúmulo de casualidades, de circunstancias, a un momento concreto,  específico y a un estado de ánimo que repercute en lo que veo, miro y presiento.

Por eso una canción se convierte en la canción de mi vida, por eso un olor me hace recordar un momento vivido, por eso me distingo del resto de personas. Por eso no tienes que pensar más en por qué me puede gustar esto o lo otro, ni parecerte extraña mi elección. Nuestros caminos han sido diferentes y también las condiciones que nos han llevado hasta donde estamos. Si hubiéramos compartido todo desde el principio nada más nacer y tan sólo nos hubiéramos separado un momento en la vida, ese momento bastaría para cambiar lo que somos y distinguirnos el uno del otro.