Reflejos

Que la vida no va al mismo ritmo para todos dependiendo de la edad que tengamos se puede apreciar en muchos detalles de la vida cotidiana. Las horas de sueño que necesitamos, la cantidad de alimento, las prisas…

Los reflejos son sobre todo una de esas capacidades que se van ganando con la edad hasta un punto y después van perdiéndose, reflejando esa capacidad del ser humano para evolucionar y perder lo aprendido con la misma facilidad y es que al final, si es que llegamos a ancianos, nuestra vida necesitará de los mismos cuidados que un bebé, como un regreso al paado por el que toda persona que vive la plena vida ha de pasar en algún momento.

Hoy iba rápidamente por la calle para llegar a casa a comer (eso de las 18:10 que ya era hora) y en un pequeño cruce de un camino se me ha cruzado en paralelo una mujer mayor que iba con su bolso y se ha dado uno de esos momentos que se te quedan mirando como diciendo “voy para adelante o para atrás” sin reaccionar, mientras tú te sientes mal porque piensas que a lo mejor hace eso porque crees que está pensando que le vas a robar el bolso o hacer algo. Lo mejor, quedarse quieto a distancia prudente y dejar que decida y tome su tiempo para hacerlo.

fotografía de Zedarr Tsarran

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s