Cualquier lugar es bueno para ver amanecer

Hay momentos de la vida, del día, en que pasamos a través de los problemas, en que pisamos fuerte hacia adelante sin percatarnos de lo que se mueve a nuestro alrededor, en que vamos buscando ese rincón que nos haga sentir la calma como una flecha alcanzando su objetivo.

Para pararse, para pararnos…y pensar, o no pensar. Para meditar o simplemente estar. Para mirar o perdernos en los pensamientos.