¡Sorpresa! Soy un animal

Cuando contaba con unos 8 años, mi madre y yo nos disponíamos a bajar a las piscinas de Los Alcores tras pasar un rato en la zona deportiva viendo a mi padre jugar al tenis. De repente, antes de cruzar la puerta de la zona superior, una culebra aparecio de la nada pegando un susto de muerte a mi madre. Desde entonces tiene fobia a las serpientes y cualquier cosa que se le parezca y repte, de hecho ya es algo común, en cuanto vemos que sale una en la televisión, le avisamos para que se tape los ojos y no la vea.

Los animales, los reptiles, los insectos, viven a nuestro lado, puerta con puerta y es inevitable. Unos son de nuestro agrado y otros simplemente los vemos como un estorbo: moscas, hormigas , arañas, mosquitos, salamanquesas que se cuelan por ventanas y escondrijos. Se abren camino por donde pueden, en un mundo que hemos invadido y donde casi ya no les permitimos espacio y encima nos molesta. Quiza a la proxima araña va siendo hora de recogerla e invitarle a invadir otro lugar en vez de pegarle un pisotón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s