Menéame, un lugar muy “exquisito”

He de reconocer que me encanta explorar las utilidades de internet de cabo a rabo y en una de estas decidí probar en Menéame, ese lugar en el que uno deja noticias o cosas interesantes que ha leído o de su cosecha propia después de trabajárselas y la gente se dedica a admirar u odiar.

Nunca pensé que la primera experiencia sería tan deprimente y me ayudaría a darme cuenta de la comunidad de zombies (en general) que pueblan ese lugar. Tras trabajar durante dos horas la entrada sobre cómo Patricia resucitó el interés por la audiencia en esta nueva edición de Gran Hermano y divulgarla en un portal de televisión y aquí, decidí subirla como mi primer enlace ya que me apetecía que el resto de gente lo leyera.

Para mi sorpresa, nada más subirla, ya tenía un karma de -126, recibí dos comentarios negativos, uno diciéndome que esa entrada no era para colocarla en la página (cuando lo subí a OCIO > TV que era el sitio correcto) y otro usuario con 1 año de experiencia diciéndome “hasta nunca” sabiendo que por los votos negativos me descartarían la entrada. Tan sólo una usuaria votó en positivo. Parece por tanto que la comunidad de Menéame son como una red de conexión en la que van en masa a votar en negativo y más cuando se trata de realities, esos que nadie confiesa ver y sin embargo logran bastante audiencia. Hipocresía en estado puro. Ni siquiera se molestaron en leer la entrada para juzgar. Las entradas sobre Gran Hermano en Menéame no están bien vistas por lo tanto, es ver el título en portada y te la descartan.

Menéame, una experiencia agria donde no todo tiene cabida, donde gran parte de su comunidad de usuarios cree tener un nivel cultural por encima de la media y no son capaces ni siquiera de leer antes de valorar con un voto justo y donde eliminar a alguien es tan sencillo como encontrar un regalito en una caja de galletas Tosta Rica.