Reescribir el tiempo

Dibuja el escritor con su mano y un bolígrafo un escenario de guerra, un espacio abierto, una casa encantada, da forma siniestra a monstruos y engalana a caballeros poniendo guapas a las damas, mientras sutilmente pincela, debajo de esa sonrisa, pérfidas miradas, nobles caracteres y locos adorables.

Con las finas líneas de tinta traza caminos en el tiempo y el espacio, uniendo aquí, separando allá, rompiendo y uniendo con arte cada senda, como si de un puzle o una telaraña concienzudamente pensada se tratase. Más allá de esos trazos conserva el alma de historias con principios que nunca se conocerán y finales que estarán por llegar, guardando con cariño aquellas páginas desechadas que nunca cumplieron su objetivo, pero que siempre encajarán en otra parte, o quizá no. Con vida propia, lo que encaja y lo que no, conforma una obra hecha para reescribir el tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s