Arrivederci fiero

No recuerdo cuántos años tenía, como mucho dos o tres, apenas pasan como diapositivas por mi cabeza. Mi madre conmigo en brazos, otras veces agarrado de la mano. Sentía la ilusión y me la contagiaban. Estábamos en un concesionario de coches. De pronto un coche conducido por mi padre de color beige tirando a amarillo salía por la puerta, mi madre me montaba en él y todos juntos dábamos nuestro primer paseo en automóvil desde una calle que no recuerdo hasta casa, quizá un kilómetro como mucho, no tengo recuerdos de aquel viaje apenas.

Nuestro primer coche, un SEAT 127. Por fin pudimos hacer viajes al campo, a otras ciudades, conocer otra parte fuera de nuestra ciudad sin tener que depender de los medios de transporte. Nos llevó a esos lugares mágicos donde compartir el tenis y una dosis de aventura, llegó en su máximo viaje varias veces hasta Cuenca conociendo los lugares que jamás volvería ya a visitar, a Los Alcores, así durante casi dos décadas a nuestro lado.

Tantas historias a sus espaldas, juegos, conversaciones encerradas entre sus dos puertas con asientos abatibles, aquellos ambientadores con olor a pino y el olor de pino real cuando entrábamos con las zapatillas llenas de tierra y olor a campo. Y mi padre pasando después la aspiradora entre las alfombras y sus incómodos pero a la vez confortables asientos que parecían un sofá.

Muchos años compartiendo historias hasta que dejó de responder a los mandos y fue sustituído por otro coche en otro concesionario, otra nueva historia con nuevos recuerdos que daría comienzo de esa manera que tiene la vida de jugar con nosotros, en el círculo ininterrumpido que comienza y acaba y pone un nuevo principio donde algo llega al fin.

2 comentarios en “Arrivederci fiero

  1. Nuestro primer coche fue un Seat 850 azul claro, luego pasamos al Seat 133, muy parecido al 127, pero con el motor atras. Jo que gracia, eramos 5 de familia y estabamos tan comodos y contentos¡¡¡ Aun recuerdo ir al campo con las sillas, la mesa, la nevera…. todos en el cochecito, sin aire acondicionado y la musica de Manolo Escobar a todo volumen¡¡¡ ja, ja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s