Prohibida

Edificios que tocan el cielo y de repente, como si fueran pincel, tintan el firmamento con colores diluidos a su antojo. Lugares sagrados, lugares prohibidos, donde la palabra es un accesorio sin importancia porque cualquier sonido enturbiaría la paz, la tranquilidad y la belleza omnipresente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s