Lo que es ARTE y lo que no es ARTE

Hace ya algunos años que por primera vez discutí sobre arte con una artista, aunque la discusión no comenzó de una forma común, sino que nació de una opinión personal sin saber que me estaba escuchando.

Todo comenzó con una exposición que se hizo en el ocio del Hogar 3 de la RU Bartolomé Cossio en Cuenca. Allí por suerte conocí a grandes artistas que han salido de la escuela de BBAA, con los que me codeaba cada día. En la exposición comencé a mirar los cuadros y esculturas. Las esculturas por muy sencillas que sean, siempre llevan una importante labor de diseño y modelaje, pero los cuadros… tienen sus pequeñas diferencias.

Siempre he considerado que un cuadro es arte cuando está elaborado y no esos lienzos en blanco con tres líneas y un círculo que venden por millonadas y cuyos creadores se forran de dinero por haber hecho “el mono” durante 5 segundos. Me parecen una tomadura de pelo, un insulto a la inteligencia. Un cuadro de Monet, de Velazquez, son arte, un cuadro de líneas de Miró no es arte, cualquiera podría pintar burrapatos aleatorios y después inventar una fabulosa historia que dejase a los presentes con la boca abierta para expresarlo.

Paseando por la sala, me encontré con una obra hecha a base de tinta, empleando para fijarla al liezno diversos materiales empleados en la automoción. Eran simples líneas que no decían nada y así lo expresé, con la mala fortuna de que María estaba detrás y me escuchó. Comenzamos a discutir entre el resto de gente sobre lo que era o no era arte y ella se cabreó bastante, hasta el punto de que desde aquel momento nunca tuvimos una relación “fluída” que digamos.

Entiendo perfectamente que un artista que dibuja líneas base su obra en una historia o en una idea etérea, abstracta que lo identifique, pero creo que esa idea y esa historia son mejores obras de arte que unas líneas en un cuadro. Y si además se hace como hobby particular me parece estupendo, pero obtener dinero a costa de cuatro segundos de trabajo mientras otros artistas pasan semanas, meses, dedicados a sus elaboradas obras, es una falta de respeto insoportable.

¿Qué tal si a la obra de arriba de Velázquez la dejamos en boceto y pintamos a cada hombre con una línea y al caballo le hacemos un redondel y después contamos la historia? Veamos, acabo de hacer arte en 5 segundos con el paint. ¿Cuánta pasta podría sacarme si mi nombre fuera reconocido entre el círculo de arte?