Vincent & Jack, el recuerdo de Perdidos

Todavía hoy sigo con esa especie de nostalgia tras seis largos años y con un nudo en la garganta y los ojos inundados cada vez que recuerdo la escena final.

Durante todo este tiempo, aunque se me pasó por la cabeza en muchas ocasiones, nunca llegué a culminar la apertura de un blog dedicado a la serie que más me ha impactado en mi vida en todos los aspectos, a pesar de pasarme un par de veranos día a día sacando tiempo imposible para escribir esas entradas sobre The Lost Experience, Find 815 y el epílogo que aún sigo preparando, nunca encontraba el momento.

Pero al final llegó, una cuestión del destino o no, aquella escena final me trajo recuerdos de la serie y de mi propia vida, de los juegos con Yoko, de todo lo que pasamos juntos para al final acompañarlo y no dejarle solo en sus últimos minutos.

Enlace a Vincent & Jack

De este recuerdo final nace la idea que enseguida me vino a la cabeza, Vincent & Jack, un lugar que será un homenaje a la serie y todo lo que la rodea, con lo que ya hice, lo que ya hay y lo que haré, empleando aquellos iconos que en su día me llamaron tanto la atencion, como Retrievers Of Truth, el lugar donde se decía de los perros labradores:

Amigo. Compañero. Alma gemela. El perro labrador puede leer tu mente. Escuchar lo que piensas. Sentir tu dolor. Pueden comunicarse sin emitir un solo sonido. ¿Estás receptivo?

So it begins