Del cielo al mar

Una noche de tormenta… puede causar tantas catástrofes inimaginables, pero a la vez dejar imágenes tan bellas, como si destrucción y elegancia fueran de la mano… tan descabellado como imaginar que el cielo y el mar pudieran tocarse de vez en cuando.