Goodbye LOST (parte III)

Son pocas las obras creadas en el mundo de la cultura que gozan de un universo rico en detalles, capaces de sustentarse por sí mismas, como si realmente existiesen en una realidad paralela, con una vida propia que a veces dé la sensación que se desvincula por completo de sus creadores para tomar su propio rumbo. Tales son los casos de obras antiguas de la literatura que perduran a día de hoy como “El señor de los anillos”, donde Tolkien inventó un mundo, unos seres y un lenguaje únicos donde más allá de la historia uno podía imaginar otras situaciones. Otras obras literarias más recientes como “Harry Potter” también han conseguido este mismo efecto, el hacer sentir al espectador que más allá de la historia contada, despiertan secretos, un mundo abierto donde la imaginación del lector no tiene fin.

La isla de PERDIDOS es como ese mundo, a uno le gustaría perderse en ella, con osos polares, con humo negro, con Los Otros, tiene vida propia más allá de los supervivientes, le otorga al espectador la capacidad de imaginar nuevos personajes, nuevos lugares y situaciones a su antojo, porque han sabido recrearla con todo lujo de detalles, con misterios en cada rincón y con el principal ingrediente, la ilusión.

Verano del año 2006, aún en emisión la Temporada 2. Poco antes, en USA, coincidiendo con una pausa publicitaria del episodio del 2 de mayo, se insertaba un anuncio de 15 segundos de duración “Desde el principio de los tiempos, el hombre ha sido curioso, imaginando que todo es posible. La Fundación Hanso, buscando un mañana mejor. Descubre la experiencia por tí mismo.” A continuación aparecía un nº de teléfono en pantalla para que todos los que quisiesen participar llamasen e insertasen su password en la web thehansofoundation.org. Acababa de dar comienzo una de las experiencias que marcaron la serie y a todos los que la seguimos y que siempre nos ha ayudado a comprender esos ricos detalles del universo LOST que quedaban imperceptibles a los ojos del resto de seguidores. No han sido muchos los guiños a la experiencia, pero suficientes para comprender toda su grandeza e inmensidad.

Aquel verano daba comienzo así The Lost Experience, una experiencia en la que me embarqué por casualidad y que una vez comenzada no pude dejar de exprimir hasta la última de sus consecuencias. Sin ser consciente, me convertí en la primera persona que la tradujo al castellano empleando por aquel entonces los nuevos foros de la web FormulaTV, recibiendo el apoyo de muchos usuarios y de gente venida desde Chile. Aunque no hubiera tenido una sola lectura, hubiera seguido traduciéndola igualmente. La sensación de estar ante algo grande podía con las horas de esfuerzo que me supuso llevarla a cabo. Muchos después hicieron sus propias traducciones e incluso comencé a redactar lo que hoy es ese apartado The Lost Experience en la descomunal Lostpedia en español, completando otros usuarios el trabajo allí.

Hoy recuerdo con satisfación aquellas largas horas rebuscando webs, imágenes y traduciendo y, aunque me perjuré que jamás volvería a meterme de lleno en una experiencia así, volví a caer y volví a hacerlo con Find 815, aunque esto ocurriría tiempo después, cuando miles de blogs proliferaban ya por internet y otros con más tiempo se adelantaban siempre, pero dejo esto para su espacio de tiempo concreto.

Con The Lost Experience comenzaba una serie de ARG’s que vendrían a rellenar el espacio vacío entre temporada y temporada para los más acérrimos fans, aunque ningún otro ARG logró superar al primero en riqueza argumental. A grandes rasgos, esta experiencia nos enseñó acerca de detalles interesantes como la identidad de algunos pasajeros que murieron en el accidente del vuelo 815, los libros que leía Sawyer en la isla, hasta elementos de gran calibre que vendrían a desvelarnos una historia hasta entonces inédita, la realidad de La Iniciativa Dharma, los misteriosos tripulantes del Black Rock (La Roca Negra) y una de las interpretaciones del misterio de los números. Allí aprendimos que La Iniciativa Dharma era un proyecto contratado por Tha Hanso Foundation, cuyo director era Alvar Hanso, nieto de Magnus Hanso, que era el capitán que zarpó La Roca Negra. Esta iniciativa de la que hasta entonces poco sabíamos, se dedicaba a realizar una serie de experimentos de diversa índole, uno de ellos centrado en animales (tiburones marcados con el símbolo de Dharma). La historia bastante extensa puede ser leída, aunque desgraciadamente ya no es interactiva por el cierre de algunos servidores de páginas e imágenes enlazadas, en el siguiente enlace THE LOST EXPERIENCE. Siempre que he encontrado a personas que me dicen que los guionistas de LOST han perdido el norte, les conduzco hasta ahí, porque todos los que la han seguido comprenden perfectamente que muy pocos son los cabos que no están atados desde el comienzo. Quizá para muchos, el momento más especial llegaba al final de la misma, cuando una vez unidas todas las piezas conseguíamos un vídeo completo con la explicación del significado de los números 4 8 15 16 23 42 y la verdadera razón de la existencia de la Iniciativa Dharma.

Una vez terminada, quedaban varios meses aún por delante para el estreno de la Temporada 3, pero como todo, al final llegó.

Una vez más, tal y como hicieron magistralmente en el comienzo de la segunda temporada, los guionistas se propusieron descolocarnos en el espacio para que nos preguntásemos ¿quién es ella? ¿dónde estamos? ¿qué se les ha ocurrido esta vez? Primero fue el ojo de Jack, después el ojo de Desmond y de nuevo en la secuencia de apertura, un ojo, el de Juliet. Los detalles de la escena parecían coincidir casi milimétricamente con los de la anterior temporada: despierta, una mano y la mano cogiendo un disco en esta ocasión bajo la batuta de Petula Clark y su “DownTown”, pero al contrario que ya sucedió, esta secuencia de parecidos se rompe y no tenemos que esperar al final para saber quién es.

Una casa aparentemente normal en la que una mujer aparentemente normal aunque en la que denotamos cierta preocupación (que no adivinaríamos hasta bien avanzada la trama) reunía a un club de lectura aparentemente normal. Queaceres diarios con tropiezos de lo más común y una llamada de una vecina aparentemente normal. Pero hasta aquí la normalidad subyacente, porque los guionistas no sólo nos habían trasladado en el espacio hasta Los Barracones donde vivían Los Otros, sino que en apenas unos segundos el nexo de unión que ya conocíamos, Ben, comienza a llamar a personajes nuevos y otros conocidos, desvelando misterios de la trama y acercándonos a un nuevo punto de vista del día del accidente del vuelo 815 de Oceanic.

Toda una metáfora convertida en objeto surgía de entre los primeros episodios, La Bailarina de Cristal. Muchos eran los significados que se le podían atribuir a esa pieza que caía al suelo rompiéndose en pedazos, como las relaciones sentimentales. Precisamente los sentimientos encontrados se convertirían en una importante columna vertebral en esta nueva temporada, profundizando en los personajes, el lo que sienten y en lo que sentían. Descubrimos que la relaciónentre Jin y Sun era más complicada de lo que parecía y a la vez asistimos a uno de los momentos álgidos en la relación entre en trío Jack, Sawyer y Kate.

Lo mejor de recordar una serie, es que el paso del tiempo hace que la visión sobre la misma en conjunto sea aún más excepcional. Resulta curioso que hace dos años desde este momento Sawyer estuviera disparando a un oso polar y de repente los propios protagonistas estuvieran encerrados en las jaulas que los contenían. Conocíamos así una de las instalaciones de la Iniciativa Dharma , haciendo así un guiño también a The Lost Experience, donde descubrimos que se llevaban a cabo este tipo de experimentos (uno de ellos destinado a alargar la vida).

El momento en que la mente maquiavélica de Ben comienza a trabajar en serio, enseña a Sawyer dónde se encuentran exactamente, revelándole la existencia de otra isla. Es increíble saber ahora la de idas y venidas que se han pegado los personajes entre una y otra. El semblante de Ben serio e imponente hacía difícil distinguir su verdad de sus mentiras, sus miedos de sus confianzas. Pero con el tiempo descubriríamos que nadie puede conservar por mucho tiempo el mismo estado de ánimo sereno.

Entonces esta imagen me resultó curiosa, Los Otros se disponían a decir adiós a uno de los suyos, todos vestidos de blanco. Las respuestas se encontraban en el inicio del último episodio de la quinta temporada, Jacob era la respuesta.

El humo negro seguía siendo una presencia constante en la serie, siempre imponente, produciéndome pánico con su sonido, nada de eso había cambiado, al contrario, se había intensificado. Por aquellos días surgió una teoría acerca de él, inspirada en la nanotecnología, capaz de mover en grupo partículas diminutas para seguir una trayectoria. Era bastante razonable en su explicación física. Llegado este momento, asenté la idea de que el humo era una especie de justicia, que castigaba a los malos y dejaba vivir a los que habían realizado buenas acciones a lo largo de su vida. En estos momentos en que escribo, aún faltan por ver los episodios finales, pero nada más lejos de la realidad, visto ahora globalmente el humo negro exterminaba a todo aquello que podría llegar a dificultarle su salida de la isla.

Aquella preocupación de Juliet que intuimos en el piloto de la temporada al mirarse al espejo y suspirar, llega a su conclusión, descubriendo cómo, por qué acabó en la isla y por qué Ben la tiene atrapada, comprendiendo así muchos de sus comportamientos. De nuevo los personajes se cruzan en el tiempo y el espacio para contar su historia.

¿Existen las coincidencias? Si viviese en esa isla y hubiera sufrido todo lo que sufrieron sus protagonistas, ya no me quedaría duda alguna. Una isla, un experimento, un error, un avión que pasaba por allí, un médico cirujano experto, una persona que necesita una exhaustiva operación. Las coincidencias existen, o todo estaba ya planeado desde el principio. Una de las maravillosas ideas de esta serie plasmada en imagen.

De nuevo, otro de esos guiños a los seguidores de The Lost Experience, los experimentos llevados a cabo con imágenes para intentar controlar el subconsciente del ser humano, el Cuarto 23, donde más tarde en forma de miniepisodios descubriríamos que Walt estuvo encerrado por Los Otros.

No estábamos faltos de personajes misteriosos e interesantes, pero me bastó ver por primera vez a Eloise Hawking para intuir que más adelante volvería a verla. Una de estas veces que te da la sensación de estar ante un personaje carismático del que quieres descubrir más cosas debido a su halo de misterio.

Una de las principales cualidades de PERDIDOS reside en que no hay un claro protagonista principal, nadie destaca especialmente sobre el resto, consigue enseñarnos a los protagonistas en su faceta más acentuada, buena o mala, dejando a nuestro criterio convertirnos en sus fans más fervientes. Y cuando ya idolatramos esa figura, de repente nos enseña sus debilidades, convirtiéndolo incluso en un ser despreciable o simplemente más humano de lo que queríamos llegar a ver, mostrándonos que la dualidad perfecta, bien o mal, no existe.

Tras el suceso en la escotilla, Desmond adquirió la habilidad para poder ver el futuro en ocasiones puntuales, “flashes ante sus ojos”, las reminiscencias de la liberación del pulso electromagnético. En su interior guardaba un gran secreto, una imagen que daría paso al final de temporada.

Concíamos la mala suerte de Hugo, pero desde luego el impacto de un meteorito no entraba dentro de mis planes, recuerdo el momento en que lo ví, no daba crédito a lo que acababa de ocurrir. ¿Realmente era posible que a una persona le saliese todo tan mal como para que hasta un meteorito destrozase el lugar de tu trabajo? Hurley y sus fantasmas se enfrentaron a esa mala suerte y lograron cambiar el curso de los acontecimientos.

La escena de la furgoneta de la Iniciativa Dharma fue como un canto de vida, un oasis en medio del desierto donde respirar. Que uno de los cadáveres dentro de ese automóvil tuviera aún cosas que contar, era otra historia.

Siempre me ha dado la sensación de que la historia de Hugo transcurría de forma diferente, a un ritmo más pausado, ajeno a todos los acontecimientos, siguiendo su propio ritmo. Libby había marcado su terreno sentimental, no sería la última vez que veríamos esta genial escena de despedida.

Si alguien echaba en falta el espíritu de telenovela, también estaba incluída en LOST, aunque de una forma necesaria para unir los lazos que vendrían con el rescate de los 6 de Oceanic. La ya de por sí interesante historia de Claire, daba un giro inesperado. No sería el único giro, otro estaba a punto de fraguarse.

Hasta este espectacular momento, sabíamos los milagros que la isla había obrado sobre Locke, detalles de su pasado, pero no sabíamos nada acerca de cómo llegó a estar en silla de ruedas. Su venganza estaba servida en bandeja. No sería la última vez que regresaríamos a este escenario de caída libre. Alguien ya había movido los hilos para asegurar la supervivencia de la isla.

La obsesión de Locke por no abandonar la isla llegó a límites extremos, destruyendo la única posible vía de escape, el submarino, una imagen que volvería a repetirse bajo otras circustancias, curiosamente.

Para muchos, incluidos los propios guionistas, un capítulo olvidable que nunca debió haberse creado, para otros como yo una pequeña maravilla sin la que la serie hubiese sido la misma, pero sin una pequeña joya en su interior, uno de mis episodios preferidos. Cierto es que Nikki y Paulo estaban metidos casi a calzador en algunas escenas, aunque en otras encajan a la perfección a medida que vamos recordando su estancia en la isla antes de conocer su final. Su historia es como un breve respiro apetecible que deja un buen sabor de boca, como un cuento dentro de otro cuento que te deja sorprendido y con una mueca de admiración en la cara. Ese demoledor final nos hacía partícipes de algo a lo que no estábamos acostumbrados, un secreto que ninguno de los personajes conocería jamás. Una historia que de haber sido contada con personajes protagonistas, muchos hubieran ensalzado como obra de arte. Pocas historias logran el dinamismo, emoción y desesperación como la de “Exposé”.

El miedo por el humo negro, a pesar de no desaparecer, se convertía poco a poco en pasión. Era el único elemento que siempre estaba ahí presente, una especie de hilo conductor del que cada detalle descubierto era una pequeña gran satisfación para los sentidos. Descubrimos un importante detalle: al igual que los personajes, no era invencible, tenía sus debilidades. Una de ellas era la barrera de sonido de Los Barracones, algo que emplearía después Widmore.

Aquella mujer que se despertó en la cama sobresaltada por la noticia de la existencia de la isla, iba a hacer aparición. Los seguidores de The Lost Experience ya sabíamos lo suficiente sobre los proyectos de su padre, Charles Widmore, pero no lo bastante como para adivinar todos los entresijos que se acercaban. Todos querían encontrar la isla, todo estaba relacionado, acción por acción.

Esta imagen logró inquietarme. Mientras escribo estas líneas no puedo dejar de sonreir de puro nerviosismo, porque me hace revivir aquel momento en que ella cae del cielo en paracaídas. La mujer que vino a hacer un guiño a todos aquellos que decían que los personajes estaban todos muertos con la frase: “No hubo supervivientes del vuelo 815. Están todos muertos”. Otra vez conseguían descolocarme, ya no sabía qué esperar mientras bajaban el cuerpo, pero esa tensión no desapareció ni una vez le quitaron la máscara, había aprendido a desconfiar.

Nuevo viaje a la estación médica. La historia de Jin y Sun seguía avanzando a la vez que obteníamos más detalles acerca de los embarazos en la isla. La experta: Juliet. Aún recuerdo con cariño un episodio que vendría más adelante sobre el nacimiento de esa criatura.

Nunca terminaré de perdonarle a Hugo ni a los guionistas lo que hicieron, aunque una vez vea el final quizá tenga que retractarme, pero La Roca Negra ha sido todo un símbolo en el que han ocurrido grandes cosas. Era el momento de llevar a cabo aquella venganza servida en bandeja, demostrando que dos pueden más que uno, y no sólo físicamente.

Cuando Ben había alcanzado ese grado supremo de maldad, calculador, controlador, que tanto fascinaba a la gente, era el momento de desmitificar al personaje y hacerlo cambiar bajo la atenta mirada del espectador, mostrando su difícil pasado en la isla. La serie estaba cambiando su forma de narrarse, variando los flashback por otros basados en la isla y los nuevos personajes. Por primera vez veíamos a ese Ben en su niñez, al que se le pidió cometer el acto más atroz de su vida (curiosamente el mismo pacto que Richard hizo con Ben lo hizo con Locke), todo por unas creencias en alguien a quien jamás había conocido. La necesidad de escapar de uno, se convirtió en una brecha para Richard por la que colarse para conseguir el objetivo de Jacob.

No puedo dejar pasar esta escena en la que Ben ve a su madre, Emily, tras la barrera de sonido. Aún tendrían que pasar unos años para saber el por qué de estas apariciones. Esta escena siempre me recuerda a Harry Potter, cuando Harry ve a sus padres a través del Espejo de Oesed, sin duda un espectacular guiño no intencionado a la obra de J.K Rowling.

Lo que llevábamos tanto tiempo esperando parecía haber llegado, por fin sabríamos quién era Jacob. De la más absoluta oscuridad surgía una cabaña. Tras la emisión de este episodio surgió una gran controversia, ya que los creadores intercalaron una imagen de un personaje en la mecedora en la cabaña, sobre el que se estuvo especulando mucho tiempo. En esta escena vimos por primera vez el gesto de imploración de Ben, sus miedos y su sensación de inferioridad cuando todo por lo que había luchado de repente se entrega a otro que acaba de llegar, hecho que desemboca en otro de los momentos impactantes de la serie. Ben comenzaba a descubrir que el destino para el que había sido preparado estaba siendo destruído.

El gran final que nos tenían deparado para esta temnporada se estaba gestando, pero antes nos regalaría grandes momentos inolvidables.

La historia de la mujer francesa Rousseau, comienza a tomar forma. Aquella historia que escuchábamos de su boca sobre su hija a la que se llevaron, ya nos sonaba lejana e incluso improbable, pero fuimos testigos de cómo se hacía realidad el encuentro. Aún narrada su historia, quedaba algo más por ver, pero eso llegaría más tarde.

Una de las imágenes más impactantes, el sacrificio de Charlie para conseguir el rescate. La escena de su cuerpo flotando en el agua será tan imborrable como la de otros que le acompañaron en el camino más tarde.

Parecía que lo habíamos visto todo ya, pero los guionistas nos estaban preparando un nuevo giro inesperado que nos volvería a dejar con el corazón en vilo y sumergidos en un mar de dudas.

Recuerdo esta escena final en la que nuevamente estaba desorientado. El principio del fin comenzaba con una escena que nos hacía creer que Jack estaba en su flasback, en el momento en que iba a visitar el ataud de su padre. De repente queda con alguien en el aeropuerto.

Aún conservo viva la sensación de la llegada de ese coche en la oscuridad y del hormigueo indescriptible que me invadió al ver la cara de Kate. Mi cabeza comenzó a dar vueltas a todo como un torbellino: si estamos en un flashback, ¿qué hace Kate cruzándose con Jack? ¿Se conocían de antes y han estado engañando a todos hasta ahora? Incluso llegué a pensar que ellos eran los causantes del accidente.

Dejaron claro que el rescate no era lo importante, había historias más interesantes que un rescate, había comenzado una nueva forma de contar PERDIDOS.

“We have to go back Kate, we have to go back!”

EUROVISION 2010- Slovenia- Eslovenia- Ansambel Žlindra & Kalamari “Narodnozabavni Rock”

Los representantes eslovenos para Eurovisión 2010 exprimirán y mezclarán dos géneros musicales, los mismos que representan el título de la canción que llevarán al escenario: Popular Folk Rock. La formación de este grupo está compuesta de dos partes.

Actuación semi-final 2

La primera es Ansambel Žlindra, que traerá el Folk Popular. Dentro de este grupo encontramos a Rok Žlindra, que desde pequeño ha realizado numerosas interpretaciones con su acordeón, aunque su verdero deseo era formar parte de un grupo. Se puso manos a la obra y buscó a la cantante, Barbara. En una fiesta conoció a Rok Modic y a través de este llegó Nejc Drobnič. Juntos debutaron como grupo musical en numerosos festivales siendo galardonados en otras tantas ocasiones.

El grupo Kalamari surgió en noviembre de 1993 cuando tres de sus miembros decidieron unir fuerzas para hacer una serie de eventos en los hoteles de la costa de Eslovenia. Sus voces no pasaron desapercibidas para la audiencia y para los expertos, pasando de interpretar canciones conocidas a componer las suyas propias, tanto fue así que dos años después lanzaron su primer disco, Dobra Vila (Good fairy). Del CD se extrajeron pocos singles que pudieran sonar en las radios, pero posteriormente lograrían el merecido reconocimiento con su segundo álbumS Tabo Držim (I’m on your side).

Eurovision Song Contest 2010 Semi-Final (2)
Flag of Slovenia Slovenia (RTVSLO)

Grupo: Ansambel Žlindra & Kalamari
Título de la canción: Narodnozabavni Rock
Letra: Leon Oblak
Compositor: Marino Legovič

Naj bo, naj bo, naj bo sprememba scene,
naj vse, naj vse, naj vse obnori ta zvok,
naj gre skozi vene,
v srce naj zadene
narodnozabavni rock

Polka je kraljica na slovenskih tleh,
poskrbi za ples, za vriskanje in smeh.

Rock je kralj zabave, oster, a iskren,
vroč kot poletje, barvast kakor jesen.

A le ena kaplja domišljije
in se polka v trše ritme zlije.

Naj bo, naj bo, naj bo premik v glavi,
naj bo, naj bo, naj bo kot pozitiven šok,
občutek je pravi,
vse naj preplavi
narodnozabavni rock.

Te domače viže vzbujajo zanos,
domovinski čut, ljubezen in ponos.

Rock pa energijo preko strun kitar
čez deželo širi, kakor požar.

A le čisto malo fantazije
in se rock med ritem polke skrije.

Naj bo, naj bo, naj bo sprememba scene,
naj vse, naj vse, naj vse obnori ta zvok,
naj gre skozi vene,
v srce naj zadene
narodnozabavni rock.

Naj bo, naj bo, naj bo premik v glavi,
naj bo, naj bo, naj bo kot pozitiven šok,
občutek je pravi,
vse naj preplavi
narodnozabavni rock.

Naj bo, naj bo, naj bo sprememba scene,
naj vse, naj vse, naj vse obnori ta zvok,
naj gre skozi vene,
v srce naj zadene
narodnozabavni rock.

LETRA EN INGLÉS

Popular Folk Rock

Let, let there be a change in the scene
Let, let all be taken by this sound, pure and keen
Let it flow through our veins
Let it free our hearts from the chains
Popular Folk Rock

Polka is the Slovene Music Queen
It makes people dance, laugh and sing.

Rock is the King of Fun, uncompromising and true,
Hot as summer, colourful as the autumn leaves

But only a tiny speckle of fantasy is all we need
To make polka rock with harsher rhythms indeed

Let, let there be a shift in our minds
Let, let it be like a positive shock
The feeling is right and good
Let us be taken by this mood
Popular Folk Rock

Home melodies evoke ecstasy,
Patriotic feelings, love and pride.

Rock spreads energy through guitar strings
It engulfs the country like a wild fire

But only a tiny speckle of fantasy is all we need
And rock melts with polka rhythms very well indeed.

Let, let there be a change in the scene
Let, let all be taken by this sound, pure and keen
Let it flow through our veins
Let it free our hearts from the chains
Popular Folk Rock

Let, let there be a shift in our minds
Let, let it be like a positive shock
The feeling is right and good
Let us be taken by this mood
Popular Folk Rock