Que me canten lo más bonito hoy, antes de que me vaya

… este último recuerdo será lo primero que me haga fuerte mañana.

El día que compré el disco “Despierta” de EBS, el primero de una nueva oportunidad para regresar a lo que fue, estaba en mi habitación, casi a oscuras mientras se hacía de noche. Las canciones iban pasando una tras otra mientras surgía ese mismo sentimiento que siempre me ha ocurrido con Ella Baila Sola, el no querer que acabase, que hubiese más y más canciones.

Entonces llegó “La Parada del 6”, me pilló desprevenido, sentado en la silla, mirando por la ventana el cielo nocturno y las luces de las casas cercanas. Había esperado este disco con tantas ganas, siempre soñé con que el sonido que me había hecho sentir la música regresase algún día y no podía hacerme a la idea de que en ese momento estaba disfrutando de ese sueño hecho realidad…

… las dos primeras frases de la canción me sumieron en un profundo estado de sentimientos encontrados y rompí a llorar. Es uno de esos momentos que no olvidaré. No me atreví a escuchar el tema hasta varios días después y cuando volví a hacerlo, la melodía y de nuevo estas dos frases, tienen algo tan sumamente especial que me hacen un nudo en la garganta de forma incomprensible cada vez que las escucho.

La Parada del 6EBS