Miriam y Emilio

Ayer mirando por la ventana de mi habitación les vi pasando por debajo, no me dio tiempo a llamarles. Tuve que verles en la distancia, tan sólo hace tres años logré encontrarme con los dos juntos, pero muchos recuerdos vinieron a mi cabeza mientras les veía alejarse por el camino.

Miriam y Emilio, dos completos desconocidos que un buen día, como yo y como otros, llegaron a la residencia universitaria y sus destinos se cruzaron. Fui testigo del día en que se conocieron, tanto él como yo llegábamos a la residencia como novatos, de sus primeras conversaciones en el comedor y en la fuente y más avanzada la relación, cuando se les veía por el hogar 3 y el 4 abrazados en el sofá del ocio.

Han pasado varios años y su relación es una de las más sólidas de todas las que se fraguaron allí, unas terminaron en boda, otras continúan afianzándose y otras acabaron por romperse. Encuentros como estos hacen que aquellos maravillosos años no dejen de parecerme sino el nudo desde el que surgen todos los hilos de mi vida. Mi cabeza ya está dando vueltas ideando algo que hacer muy pronto…

(Nota: la foto no es de ellos, que conste, pero me pareció idónea para la ocasión)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s