Tiempo detenido

Hubo un buen día en que salió de su encierro, era de entre todos el mejor y más vistoso, se impulsaba al ritmo de la vida y miraba pasar el tiempo.

Pero ahora sus engranajes se han oxidado, ya no brilla y su cuerpo y sus brazos han envejecido con ese tiempo que veía pasar. Yace inerte en el recuerdo, en un tiempo detenido.