Oasis energéticos para repoblar los desiertos del mundo

A lo largo de este año 2010 se construirá el primero de los “Oasis energéticos”, un nuevo proyecto tecnológico que servirá para repoblar los desiertos del mundo. Actualmente los planos sólo están sobre la mesa, concepciones artísticas que forman parte del Sahara Forest Project, pero que muy pronto se harán realidad.

Estas plantas energéticas podrán crear agua fresca, comida y combustible ecológico. Respecto a este último elemento, la idea es utilizar algas, unas plantas actualmente dañinas para el ecosistema, pero que son capaces de generar más combustible que otras, hasta 30 veces más. Estas plantas serían cultivadas en los fotobioreactores.

Para conseguir el agua potable se utilizarán las plantas de Seawater Greenhouse. En ellas, al entrar el aire queda humidificado y calentado por el agua del mar. Este agua humidificada pasará por unos evaporadores y condensadores para conseguir el objetivo. Sólo entre el 10 y el 15 % del aire húmedo será condensado para obtener agua fresca, mientras que el resto servirá para regar los árboles situados fuera del perímetro de la planta.

Sólo queda saber cómo se abastecerá de energía a cada una de estas plantas sin perjudicar el medio ambiente. El secreto estará en una torre solar con espejos que concentrará el calor del sol en las tuberías y turbinas, generando electricidad.