Inventario

Cada vez que escucho esta palabra, INVENTARIO, automáticamente me vienen a la mente los recuerdos de cuando era niño.

Durante los días de vacaciones escolares, que coincidían con la época de inventario en la Ferretería en la que trabajaba mi padre, muchos días me pasaba allí con él las tardes. Él se dedicaba a atender al público y a hacer inventario mientras a mí me mantenía ocupado contando los distintos tipos de clavo y tornillos de las cajas. Recuerdo la admiración que me provocaba verlo atender al público, cuando me contaba historias sobre algunos famosos como el Gran Wyoming que habían pisado la ferretería…