Los juegos nunca se olvidan

Da igual si es pasado o es presente, aquello a lo que jugábamos regresa a nuestro encuentro en cualquier lugar, a veces en forma de recuerdo, otras porque nos apetece volver a revivirlo y enseñarlo a los que ahora son los pequeños. Los juegos nunca se olvidan y van pasando de generación en generación.

Quedan aún risas en el aire suspendidas para mucho tiempo…