Objetos perdidos

La entrada del cine de aquella película inolvidable, ese peluche que alguien importante en tu vida te regaló, el billete de autobús que te llevaría a conocer a las personas que hoy para ti son especiales, esa figurita que siempre estaba en tu mesilla cuando te despertabas, tu colección de monedas, las pinturas con las que comenzaste a dibujar por primera vez…

…son objetos perdidos, en el tiempo y en el recuerdo. Cuando vuelven a encontrarse contigo se convierten en objetos mágicos capaces de transportarte a aquel momento en que todo ocurrió, a traerte el aroma que impregnaba el ambiente, a regalarte una sonrisa imborrable.

fotografía de Jesh Hahn Demaria