En los sueños comienza tu responsabilidad

Hoy me apetece poner como título de una entrada, un titular para criticarlo directamente, para ir en su contra. Es precisamente en los sueños donde uno puede dejar de ser responsable, donde puede huir y escapar a veces de algo que le oprime, donde no hay la necesidad de aparentar ni sufrir por cosas que en la vida real no queda más remedio, por necesidad o por no hacer daño.

Quiero cambiar la frase, en los sueños ACABA tu responsabilidad, porque nada de lo que hagas en él podrá jamás perjudicar a nadie, porque todo es ficticio, porque es tu mundo inventado, de miedos o pasiones, donde nadie más puede entrar, donde no rindes cuentas a nadie y siempre serás libre.