León adoptado por un perro

El ser humano no dejará de repetir, a pesar de dar gracias  a quien le dio la vida, que el verdero padre, que la verdadera madre, es con quien compartes tu vida y quien te saca adelante.

Se puede nacer en un sitio lejano, distinto y, llevando contigo tus innegables orígenes, difuminarte en otro lugar y formar parte de él. Incluídos los animales.