16 años

Hola Yoko:

Tal día como hoy naciste, sin que tú supieses de mi existencia ni yo de la tuya en ese preciso momento. Unas horas después (mañana cuando desayune, irremediablemente recordaré aquel momento) la casualidad o, como alguien diría, lo inevitable, acudió a nuestro encuentro y nuestros destinos se cruzaron.

Es algo innegable el hecho de que cada paso que damos en la vida, cada cosa que nos ocurre, tanto buena como mala, labra nuestro futuro. Y todo ese camino tiene un origen al que podemos remontarnos infinitamente, aunque lo que solemos recordar es mucho más cercano. No dejo de pensar qué hubiese sido de nuestras vidas y de la tuya de haber empezado aquel día las clases una hora antes, de haber encendido unos minutos más tarde el televisor por el que te vi. Nunca te hubiese tenido, nunca me hubieses tenido, nunca hubiésemos disfrutado de paseos, risas y juegos, nunca habríamos existido el uno para el otro.

Mamá llegó de Madrid hace unos días con un regalo para mí. Ella sabía que desde hace unas semanas estaba deseando suplir tu ausencia con un labrador del que me enamoré, pero las circustancias actuales lo hacen imposible y por eso se presentó con este peluche que ahora ocupa mi cama y que ya tiene nombre, se llama Mako, última sílaba en honor a tu nombre, aunque su nombre completo es Makoto.

Feliz 16 cumpleaños allá donde quiera que estés.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s