Urbanismo habitable

Lo construímos nosotros para nuestra ayuda, para nuestro disfrute, para que cuando ese objeto ya quede olvidado en el destierro, sea indispensable para otro grupo de gente que lo utilice en su beneficio, como punto de encuentro, como mobiliario urbano del que despreocuparse si sufre una abolladura o se mancha. Porque son nuestras propias manos quienes lo han llevado hasta allí, es nuestro mundo de urbanismo habitable.

fotografía de Robert Bliss