Caminos infinitos

Cuando una fuerza desconocida rompe en infinidad de partículas lo que antes era un todo, la vida se abre camino en infinitos destinos.

El impulso les arroja a vivir sus propias experiencias. Por azar caerán en un sitio u otro y serán conducidas por las fuerzas que les rodeen. Sus caminos podrán separarse o unirse, cruzarse o fundirse y hasta es posible que incluso puedan volver a formar el todo que algún día fueron, antes de ser arrojadas.

fotografía de Cole Orobetz