La casa del té

Cada tarde espera a aquellos clientes que desean probar su sabor y oler su aroma. Siempre preparada con una taza caliente o helada dependiendo del tiempo, en una bandeja acompañada con un aperitivo para hacer más dulce la espera entre sorbo y sorbo.

fotografía de Y Morgan Ho