Cruzando el universo

El universo entero parece sumido en la noche en una tremenda calma, con estrellas que me hacen sentir como en casa y nubes que van pasando sobre mi cabeza apacibles en una tarde calurosa del final de una primavera.

Pero ese universo aparentemente apacible jamás existiría si en su interior no estuviesen ocurriendo cosas realmente increíbles, luchas internas por la supervivencia, exploxiones, cambios, emociones. El universo es como mi vida, esa que siempre está en continuo movimiento, pero que cuando alguien mire algún día desde una perspectiva lejana, verá como una nube blanca pasando sobre su cabeza en otro caluroso final de primavera, como una estrella especial que pondrá luz en el cielo nocturno, aparentemente apacible.