Sin miedo a ensuciarse

Por qué cuando crecemos, nos cuesta tanto ver cómo los niños se ensucian y les recriminamos, dando más importancia a su limpieza que a su diversión. Por qué lo hacemos con nosotros mismos y en vez de preocuparnos por si la ropa se nos moja o ensucia no decidimos dar rienda suelta a aquello que nos hace sentir bien.

fotografía de Nolan Loxton

3 comentarios en “Sin miedo a ensuciarse

  1. Yo hace tiempo visité en la República Checa un restaurante medieval. Sin cubiertos, servilletas ni modales por parte de los camareros. Mesas de madera y iluminación por velas. Claro está, hay que comer con las manos y tienes un cazo con agua para limpiarte. Los primeros 5 minutos fue una sensación rara, pero luego era muy agradable sentir la textura de los alimentos en tu propia piel. Jamás me olvidare de aquella comida

  2. Nos preocupamos tanto de las cosas materiales, que no nos dejamos llevar. Cuando por hacer algo que te gusta estropeas algún objeto siempre te queda una mala sensación y eso no debería ser así, si no disfrutar de lo que tenemos y aprovechar que lo tenemos sin miedo a perderlo porque antes nunca lo tuvimos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s