Sun day

La vida está llena de despedidas. El eterno pasaje hacia la oscuridad, el globo que se nos escapa de las manos, la mascota que cierra sus ojos en un sueño del que no volverá, los besos en la estación, el momento en que pronunciamos su nombre por última vez…

…lo mejor de ellas es que a veces las despedidas no son para siempre y en algunas ocasiones regresan.

fotografía de Jessi Ringer