LA CAJA

Bajo un nombre tan simple, se esconde todo un proyecto de investigaciones en la terapia que comenzó hace más de dos años. Una caja formada por cuatro pantallas gigantes que envuelven un espacio central ocupado por el paciente, el cual se ve salpicado de imágenes y recuerdos. La Caja es un intento de concentrar varias sesiones de terapia en una sola, dando el primer paso necesario para que cualquier paciente que entre en ella tenga las herramientas suficientes para afrontar sus penas om miedos. Hace lo que se diría como “no me des el dinero, dame trabajo para conseguir el dinero”. Una vez fuera es el propio paciente el que debe tener el valor suficiente para aplicar la ayuda que se le ha dado.

En la vida hay tantas personalidades como personas hay en el mundo, pero, a rasgos generales, puden ser agrupados por diferentes motivos, haciendo que la investigación en un determinado campo sea más sencilla de elaborar y válida para la mayoría de toda esa muestra.

Así comienza (ante la imposibilidad de incluir los videos oficiales por el formato del blog, para ver los videos al completo visita MITELE)

Cuando pienso en la labor de La Caja, pienso en dos amplios grupos de personas.

Por una parte tenemos a la gente cuya vida ha estado guiada por un camino recto y sin problemas o que en caso de haberlos tenido, jamás se han dedicado a prestarse un momento para explorar lo que sentían en su interior frente a ese problema, han decidido NO PENSAR, se han evadido y muchos han logrado continuar adelante superando cualquier obstáculo, pero otros han ido aguantando hasta no poder más y han caído en un oscuro abismo, en una espiral que les ha llevado a la ansiedad o la depresión. Podríamos considerar a estas personas como los caballeros y damas con férrea armadura cuya coraza se ha destruído y ahora son personas desnudas ante el mundo que les rodea.

El segundo grupo de personas, son aquellas que podríamos considerar personas desnudas que van vistiéndose con ropas hasta formar una armadura impenetrable. Son aquellos que desde bien pequeños, y debido a su extrema sensibilidad, han actuado frente a los problemas llorando y pensando por qué a ellos les ha tocado vivir esa situación. Me viene a la memoria el libro “Donde el corazón te lleve” de Susanna Tamaro, donde su protagonista, en una de las cartas a su nieta, le confiesa que desde la infancia, los problemas vividos le obligaron a convertirse en adulta demasiado pronto, sin dejarle tiempo para disfrutar de la inocencia de la que debería haber disfrutado en su día. Desde bien pequeños se ven arrastrados a un abismo donde son capaces de explorarse a sí mismos.

La mente tiene un mecanismo de defensa complejo y desde el momento que una persona toca fondo, sin ella ser consciente, ya no hay más fondo posible al que llegar, porque tiene un límite. Digamos que es como estar debajo del agua, aguantando la respiración. Llega un momento en que cuando se nos ha acabado todo el oxígeno y no aguantamos más, nuestra mente ordena rápidamente respirar porque lo necesitamos.

Cuando una persona alcanza el fondo del abismo, su mente forma un mecanismo de defensa para salir a flote. Es aquí donde entra en juego la forma en la que una persona logra salir adelante, tantas formas como personalidades distintas y donde una terapia no puede ser aplicada a otra persona de la misma forma.

Si nos fijamos en lo distintos que son los dos grupos mencionados que siguen caminos opuestos, enseguida seremos capaces de ver incluso quién tendrá innata una capacidad para resolver sus propios problemas. El segundo grupo, debido a la madurez precipitada a la que se han visto sometidos, ha tenido que vivir situaciones que a su edad no eran lo común, se han enfrentado al rechazo y otros muchos problemas y, con el paso del tiempo, atacados por esa situación, su mente ha ido creando un mecanismo de defensa propio, forjando esa armadura desde la desnudez y siendo de mayores más fuertes e inmunes a los problemas, porque en el transcurso de su aventura, han logrado conocerse por dentro y han construído una coraza a su medida. Para este grupo, las terapias utilizadas en La Caja serán bien conocidas, porque, sin ellos pretenderlo o saberlo, se han visto obligados a utilizar los mecanismos de defensa que en ella se citan, de una forma totalmente natural y espontánea.

Aun así, y aunque lo normal sea que el primer grupo tenga mayores problemas a la hora de enfrentar sus dificultades, ya que siempre han tenido una coraza que ahora se rompe por primera vez sin ellos explicarse el motivo, ninguno de los dos está exento de sufrir nuevos miedos o situaciones que les lleven de nuevo a sufrir.

Así pues, la terapia en La Caja se basa en algo tan simple, bonito e interesante a la vez como hacer que todos los pacientes logren llegar a tocar fondo: si has perdido a un ser querido, la forma de tocar fondo es regresar al momento de su muerte, sentir el dolor recordando momentos pasados y ser consciente de que lo has perdido y jamás volverá, para acto seguido ver todas esas mismas cosas de una forma positiva, recordando que te ha regalado grandes momentos y que los disfrutáteis ambos por igual, saliendo a flote utilizando como mecanismo de defensa el mejor recuerdo; si tienes fobias, la forma de tocar fondo en enfrentarse cara a cara y gradualmente con tu fobia, aprendiendo con el tiempo a ver esa fobia con otro prisma y en otro contexto diferente que haga algo ridículo de aquello que no merece la pena tener miedo.

Fragmento de una de las terapias (ante la imposibilidad de incluir los videos oficiales por el formato del blog, para ver los videos al completo visita MITELE)

Tocar fondo y salir a flote, rebuscando en el pasado el punto exacto, el origen donde todo comenzó, para poder arreglar lo que en su día quedó oculto en el interior, expulsarlo y decirle adiós para siempre.

3 comentarios en “LA CAJA

  1. Pingback: La caja | YOKO'S

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s