Poniendo luz a la oscuridad

Cuentas de colores, insertadas en bolas luminosas tradicinales de Turquía, decoran un árbol sumergido en el agua bajo el atardecer. Treinta minutos de caminata desde Taipei 101 bien merecen la pena cuando en la noche, la ciudad de Taipei descansa bajo tu mirada. Luces grandes y pequeñas que se abren camino por igual en la oscuridad.

fotografías de arriba a abajo: Emre Erpul y Neil Wade