Entre la rutina y lo maravilloso

Cada mañana, coloco mis auriculares en las orejas, camino del trabajo.

En cualquier lugar del mundo, por cualquier lugar del mundo, la misma acción es llevada a cabo por aquellos a los que no conozco, a los que quizá nunca conoceré.

Y en el camino hacia la rutina diaria, de repente, en un instante, surge lo maravilloso, que sin darnos cuenta pasa a nuestro alrededor sin que seamos conscientes de ello.

fotografia de Veronica Maglione