Hasta siempre Teleindiscreta

Cada martes, esperaba siempre atento a la llegada de mi padre del trabajo, escuchaba la puerta y me lanzaba a por él. Cada martes se pasaba por el kiosko y traía la revista Teleindiscreta en sus manos.

Estaba deseando, como cada semana, descubrir las nuevas series que iban a echar, por qué capítulo iban mis dibujos preferidos. Deseaba ver qué pegatinas de la serie V, de Tao Tao y tantos otros personajes nos regalaban para pegar en el album, los coleccionables interiores, las entrevistas de los presentadores y actores más destacados… cuando aquel cambio de logotipo que hicieron en la revista se hacía tan importante.

Era la época en la que V, El Coche Fantástico, Falcon Crest y otras series de la generación de los 80 triunfaban y eran todo un ídolo de masas, aquellas de las que todo el mundo hablaba en cualquier parte fueses donde fueses.

La primera revista que recuerdo de la Teleindiscreta llevaba en su portada a los dos protagonistas de V y unas pegatinas de regalo con el logo de la serie para decorar una carpeta. Más tarde llegarías esas carpetas molonas de El Coche Fantástico en las que cada martes con ilusión me dedicaba a decorar con las pegatinas. Llegaron después otros coleccionables sobre cine, salud, cocina, muchos de los que hoy rondan aún por algún lugar de la casa.

Me he vuelto loco buscando y he logrado encontrar la carpeta y los capítulos coleccionables de Sensación de Vivir 90210. Curiosamente en uno de ellos como se puede ver se anuncia “Adiós, Brenda, Adios”. Quién iba a decir que tantos años después regresaría la secuela a la tv y su protagonista, qué cosas.

Y lo que más ilusión me ha hecho ha sido desempolvar esa caja de recuerdos y pegatinas que permanecía cerrada desde hace muchos años y he encontrado algunas tan curiosas como estas… Los personajes recortables de V con los que jugaba de pequeño inventándome historias, otras coleccionables, de dibujos animados, los famosísimos TOI, de grupos musicales, decenas y decenas de ellas.

Me he sentido como abriendo un tesoro y me pregunto, ¿alguien más conservará todo esto? Es extraño, han pasado tantos años, volver a tocar esas figuras tan simples con las que me imaginaba historietas, con las que lo pasaba tan bien… como si el día que las encerré en aquella caja y me resistí a tirarlas a la basura estuvieran esperando este momento…