Hoy es un día feliz, sin más

Hoy ha sido un día feliz, a pesar de todos los contratiempos y después de las últimas semanas. Me he limitado a ver pasar la felicidad ante mis ojos, he disfrutado de momentos únicos que me han llenado de energía, de los últimos rayos de sol de la tarde tras salir del trabajo, del sentimiento de hacer feliz mañana a esa personita tan especial de la que ya me estoy imaginando su cara de alegría y de lo que pasará por su cabeza cuando le de la sorpresa.

Estoy en ese estado que no es normal, llamado felicidad, sin más.