Las mejores fotografías de animales salvajes 2008

El pasado 30 de octubre se dictaminaron en Londres a los ganadores de las mejores fotografías de vida salvaje de este año 2008.

Comenzamos con el ganador de ganadores sobre todas las categorías. Su nombre es Steve Winter con una fotografía premiada el 30 de octubre titulada “Snowstorm Leopard” (Leopardo de las nieves). La fotografía fue tomada en un parque nacional de la India.

Bajo la categoría “Mundo submarino”, el ganador fue Brian Skerry, un fotógrafo asignado por National Geographic para cubrir un reportaje sobre la vida submarina de las islas Auckland en Nueva Zelanda. La toma demuestra la disparidad de tamaño entre el hombre y una ballena.

La siguiente toma, hiriente donde las haya su sola visión, fue tomada por David Maitland bajo la categoría de “Una tierra” y refleja un mono negro de colobo en Gabón asesinado y quedamo a manos de los hombres. En Gabón la carne de esta especie así como la de cocodrilos, antílopes y otras especies protegidas, se ponen a la venta sin compasión alguna creando un triste mercado.

En la categoría “Instinto animal: Otros animales” el ganador fue nuevamente David Maitland con esta fotografía tomada en el bosque lluvioso de Belice. Un ataque doble entre serpiente de ojos de gato y una extraña especie de rana arborícola de Morelet. Aunque al fotógrafo le hubiese encantado fotografiar a ambas por separado, le fue imposible puesto que estuvieron largo tiempo en esta actitud. Mientras la serpiente se resistía a soltar a su presa, la rana apretaba su cuello e intentaba tragársela.

Bajo la categoría “Instinto animal: Mamíferos”, el fotógrafo Cyril Ruoso persiguió por el parque nacional Gombre en tanzania a estos chimpancés cazadores, en el centro Frodo, de 31 años de edad, jefe de la manada que caza a las presas el 80% de las veces.

Stefano Unterthiner fue el ganador de la categoría “Retrato animal” retratando a un macaco negro de pelo encrestado. Le costó bastante realizar la toma puesto que esta rara especie pasa el 99% del tiempo en lugares ocultos y no cerca de la orilla como en la imagen que vemos.

Esta lucha de águilas de cola blanca en plena nevada fue la fotografía ganadora de la categoría “Instinto animal: Aves” realizada por Antoni Kasprzak, que esperó durante 5 horas observando como estas dos jóvenes aves se rondaban hasta enzerzarse en una pelea.