La ley de Murphy de un día cualquiera

“Si algo puede salir mal, saldrá mal”

Es común y a todos nos ha ocurrido, a unos más y a otros menos, que de repente un día nos levantamos y todo va de mal en peor.

Todo puede comenzar con la simple preparación del desayuno, se te cae la leche o el cola cao o peor aún, la taza o el vaso, con lo cual ponte a perder el tiempo recogiendo los cristales y los vertidos. Al rato cuando te estás duchando te das cuenta de que te has olvidado sacar la toalla del armario, con lo cual tienes que recorrer la casa medio desnudo, con el frío que hace a esas horas.

El camino al trabajo no es más llevadero, semáforos que parecen jugar en tu contra, si llueve, no falta el coche que te salpica de agua o el paraguas que se te rompe por el viento, si no llueve, porque un mosquito se te mete en el ojo o lo peor, una mosca por la boca 😛

Después de pasar toda una odisea en el trabajo, entre que te haces alguna herida, te tropiezas o las cosas te salen al revés de como pretendías, llegas a casa dispuesto a relajarte y el internet ha dejado de funcionar cuando estabas enviando un texto que ya no puedes recuperar o la serie que querías ver no se ha grabado bien porque se fue la luz mientras no estabas.

Ojo, y todo esto podrá ocurrir si el despertador te ha sonado por la mañana 😛

“Si algo puede salir mal, saldrá peor”

Vamos, que para entendernos, estas son las 15 verdades de la ley de Murphy (muy listo el señor este):

  1. Si algo puede salir mal, saldrá mal.
  2. Todo lleva más tiempo del que usted piensa.
  3. Si existe la posibilidad de que varias cosas vayan mal, la que cause más perjuicios será la única que vaya mal.
  4. Si usted intuye que hay cuatro posibilidades de que una gestión vaya mal y las evita, al momento aparecerá espontáneamente una quinta posibilidad.
  5. Cuando las cosas se dejan a su aire, suelen ir de mal en peor.
  6. En cuanto se ponga a hacer algo, se dará cuenta de que hay otra cosa que debería haber hecho antes.
  7. Cualquier solución entraña nuevos problemas.
  8. Es inútil hacer algo a prueba de tontos, porque los tontos son muy ingeniosos.
  9. La naturaleza siempre está de parte de la imperfección oculta.
  10. La madre Naturaleza es una perezosa.
  11. Es imposible enseñar algo a alguien que cree saberlo.
  12. Cuando se intente demostrar que algo no funciona, funcionará. Esta ley es aplicable en viceversa.
  13. No puedes ganar más de 3 veces seguidas. (a menos que trates de demostrarlo)
  14. Si te despiertas de buen humor, siempre habrá algo que vuelva malo el día.
  15. Cuando buscas algo, encontrarás todo lo perdido, menos lo buscado.

Un comentario en “La ley de Murphy de un día cualquiera

  1. Pingback: Trackback

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s