Inestable

Uno no termina de acostumbrarse a los cambios que le rodean. Cuando parece que está asentado y se puede respirar tranquilidad, surge algo que lo cambia todo, desestabilizando esa rutina marcada de alguna forma y los sentimientos que le acompañan.

Lo que la novedad incita a la sorpresa, con el tiempo se va convirtiendo en conformismo y, cuando desaparece, finalmente termina uno por echarlo de menos.

fotografía inferior de Mabel Vargas