Algo se rompe

algo se rompe

Yoko:

Hoy ella acaba de partir hacia donde tú estás. Esta mañana no se ha despertado como era su costumbre a las 5 o las 6 de la madrugada y el abuelo la ha llamado invitándola a una taza de leche. Ha levantado su brazo, y a la vez que el peso de este yacía sobre la cama, otra losa de dolor caía sobre él y paulatinamente sobre todos los demás según llegaba la noticia.

Por el camino me venían imágenes y palabras de recuerdos, de cuando cada vez que cruzaba su puerta ella estaba sentada en el salón con el brasero puesto y me decía “hijo, cómo has crecido”, de sus gachas con anís y tropezones, de los dulces de navidad, de las noches de nochebuena inolvidables con toda la familia, de cuando pícaramente ella a escondidas me cogía la mano y me soltaba unas perras para comprarme chuches…

Tengo un serio problema, en mi mundo la gente siempre me ha parecido irrompible, perpetua, siempre fuerte y en los últimos años ese mundo se me está viniendo abajo y me está enseñando lo contrario. Empezó a cambiar desde el mismo momento en que te vi dar el último suspiro, algo se rompió dentro de mí. Sentir el nunca más te volveré a ver.

Amigo, si el cielo realmente existiese te imaginaría a tí corriendo y ladrando en su búsqueda mientras ella se agacha dispuesta a acariciarte y agradecerte la bienvenida y después, ambos os alejaríais por un camino de blanco y negro echando una breve mirada atrás, suficiente para que la grabase en mi recuerdo.

Cuídala.

algo se rompe

3 comentarios en “Algo se rompe

  1. Dios cede me has emocionado mucho, lo siento mucho, yo hace poco perdi un familiar y no es algo facil, saber que esa persona que ha estado ahi ya no va a estar, y es que en este mundo la gente sobra hay millones de personas pero cada una de ellas es unica e irrepetible, pero yo se que estan en el cielo, no se si sera un lugar lleno de nubes, pero se que el cielo existe.

    Cede todo mi apoyo, un abrazo fuertismo desde Tenerife

  2. Aunque no nos conocemos, he pasado hace poco por una experiencia similar, la perdida de mi abuelita (con la que me crie al quedarme sin madre) ; y al poco tiempo mi perrita Lola, las dos perdidas hicieron que mi corazón quedara absolutamente roto de dolor ; y hay días que ese dolor me deja aún destrozada, y sumida en un mar de lagrimas, del cual a veces me cuesta salir.
    Todos mis pensamientos para acompañarte en estos momentos tan duros.
    Un abrazo sincero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s