El viaje de Chihiro

el viaje de chihiro

Cuántas veces habremos escapado del mundo real para sumergirnos en los sueños y pesadillas de nuestra imaginación. Sentir miedo hace que nos creemos un mundo particular en otra dimensión, afloran algunos de nuestros sentidos, la vista permanece atenta en todas las direcciones, el oído escucha atentamente cada chasquido y el tacto está a la defensiva aferrándose con uñas y dientes al mundo real para no desaparecer.

el viaje de chihiro

Ayer necesitaba escapar del mundo real y aproveché que tenía “El viaje de Chihiro” por ahí guardada desde hacía ya tiempo y que nunca había visto para verla en ese momento. Sabía que me esperaban 2 horas de aventuras en otro lugar.

el viaje de chihiro

el viaje de chihiro

Chihiro junto con sus padres se muda a otro lugar. Lo cierto es que nunca llegamos a ver la mudanza, la historia se queda simplemente en el camino entre el pasado y el futuro, lo mismo que ocurre cuando dormimos, soñamos entre el mundo real y el imaginario, en un algo etéreo que sólo está en nuestra mente. Durante toda la historia, Chihiro representa el momento en el que cada niño debe aprender a valerse por sí mismo y afrontar su propia vida. La llegada al parque temático y la pérdida momentánea de los padres, a los que tendrá siempre ahí pero que no podrán ayudarla ni aconsejarla, es sólo el inicio de una gran historia. Chihiro afronta su primer trabajo, su primer amor, es víctima de las primeras maldades del mundo gobernado por dos hermanas que representan faciones distintas del universo.

el viaje de chihiro

el viaje de chihiro

el viaje de chihiro

La simbiosis de Chihiro con la naturaleza se deja ver en todo momento. La misma naturaleza encarnada en Hakku, que le está obligando a afrontar su nueva vida, a la vez le deja ver que está pendiente de ella y que nunca la abandonará. Los maravillosos personajes, desde las dos hermanas, pasando por el bebé gigante que también aprende una lección de humildad y terminando por el “sin cara” que a pesar de caer en tentaciones, nos demuestra que en la vida hay que dar sin reclamar nada a cambio, están recreados con todo detalle intentando lanzar un mensaje por cada uno de ellos.

 

El viaje de Chihiro no es un viaje a diferentes lugares del mundo, es un viaje al interior de uno mismo, hacia el punto exacto donde todos dejamos de ser niños pero que siempre permanecerá dentro de nosotros.

OST El viaje de Chihiro “Ano Nichi No Kaw”

el viaje de chihiro

el viaje de chihiro