La casualidad se puso el disfraz

 casualidad

No imagino cómo hubiese sido mi vida si la casualidad no se hubiese disfrazado y me hubiese llevado a otros lugares. Entre todas las personas del mundo eligió a unos cuantos para mí y como una mariposa que vuela de un lado para otro sin sitio fijo, el viento la trajo y se interpuso entre nosotros.

La Oreja de Van Gogh “Mariposa”