El Meridiano de Greenwich

Nos hemos pasado toda la vida hablando de él. Cuando éramos demasiado pequeños nos sonaba a sandwich, en el colegio hemos tenido que aprenderlo para saber en qué zona y en qué hora viven el resto de culturas. Ahora lo vemos en configuraciones horarias o mapas, marcando una linea divisoria imaginaria. Ya es hora de verlo con nuestros propios ojos.

meridiano de greenwich

Jason Lewis dirige este barco amarillo a pedales que sitúa en nuestra linea imaginaria del tiempo y del espacio tras completar su vuelta al mundo después de 13 largos años. Empezó su aventura en 1994 y ha recorrido más de 74,000 kilometros a lo largo del planeta en diferentes vehículos: bicicleta, barco, kayak… Nada mejor que finalizar este viaje tan largo en el punto donde todo comenzó, el Meridiano de Greenwich.

Nuestras invenciones son a menudo el fiel reflejo de la vida que vivimos, mientras de un lado cuanto más nos alejamos de lo que queremos, más lo echamos de menos, cuanto más nos acercamos sentimos la emoción de tenerlo cerca. Pero cuando el punto de encuentro es etéreo y no se puede ver con los ojos, sólo queda imaginar.