El Coyote y el Correcaminos en “Tanta prisa para nada”

 coyote y correcaminos

Es tarde de sábado y apetece ver dibujos animados. Me he estado acordando de los divertidos momentos de merienda viendo el Correcaminos y la desesperada lucha del Coyote consigo mismo y las circustancias para poder atraparlo. Al final lo consiguió, pero ¿qué ocurrió entonces?

La emoción de la serie radicaba en ver si conseguía atraparlo, pero tras unos cuantos episodios sabíamos que esto nunca iba a ser posible y simplemente disfrutábamos viendo las peripecias del Correcaminos para huir de situaciones límite y de las tonterías del Coyote. A pesar de eso siempre quedaba un pequeño resquicio que nos decía “algún día lo atrapará”.

Un canto a la consecución de los sueños inalcanzables, lo que nos mantiene vivos y despiertos. La felicidad no consiste en tener lo que queremos sino en el proceso de conseguir llegar hasta ella.

“Zoom and Bored” 

El Coyote atrapa al Correcaminos