Comidas prohibidas para perros

 comidas prohibidas para perros

Lo que para nosotros es fundamental o agradable, para nuestra querida mascota puede ser letal. Normalmente, por experiencia con mi perro, he podido comprobar cómo se aleja instintivamente de estos alimentos, pero un descuido o enmascarado por olores de otros alimentos puede hacer que los consuma.

El alcohol es el más letal de todos. Los latidos del corazón y su temperatura corporal son mayores que en un ser humano. Su consumo puede incrementar la temperatura y la actividad del corazón. Lo mismo ocurre con el café.

Debido a su fuerte olor, los perros normalemente olisquearán y se apartarán de los gajos de cebolla y ajo, basta ponerles un trozo delante de las narices para comprobarlo y lo mismo ocurre con las nueces, pero con estas últimas hay que tener cuidado, ya que pueden verlas como un elemento de juego por su dureza externa, pero una vez mordisqueadas son unn sabroso manjar. Y en cuanto a las uvas es con las que hay que tener más cuidado, son esponjosas y líquidas. La mayoría de perros las escupe antes de consumirlas, pero algunos no se resisten.

El pan y el chocolate son los alimentos más comunes consumidos por los perros. Normalmente se aconseja sobre todo no darles pan. En pequeñas cantidades como un trocito al día o lamer un helado no pasa nada, pero en grandes cantidades se convierten en un problema.

Es decir, no hay que alimentar a nuestro perro con nuestra comida, sino utilizarla como premio y en muy contadas ocasiones sin utilizar ninguno de estos productos.