Hoy encontré un disco antiguo…

disco vinilo

Enterrado detrás de la cantidad de CD’s del compartimento para la cadena de música se esconde un gran tesoro que solo cuando uno se dedica a recolocar para hacer espacio hace su aparición.

enrique y ana complices mecano

Mientras sacaba a Ella Baila Sola, Tontxu, The Corrs, los Cds de OT, Nek y muchos más, el hueco mostraba lo que había detrás, los discos de vinilo guardados en sus cartones finos y recubiertos de un papel de acetato para que no se rallen… Mecano con ese inolvidable disco de la decada de los noventa que siempre llevabamos puesto en el coche cuando era pequeño, Fofó y Miliki, los payasos de la tele, con sus canciones de “tres pelos tiene mi barba”, Cómplices, entre otros que conservaban mis padres de Rocio Durcal, la Jurado y demás de esos de menor tamaño que antes ponían en tocadiscos pequeños. La aguja no ha vuelto a rayar ninguno de ellos desde que utilicé el CD, pero es hora de recordar ese sonido de refrito y de tardes tumbado en el sofá con la letra en la mano y cantando, de bailes de fiestas infantiles y reuniones con mis primos bailando la yenka o el cocouaua, de viajes en coche cantando “una rosa es una rosa”.

Hoy, por lo menos hoy, vuelvo a hacer un gesto que me emociona, levanto la tapa del tocadiscos, subo con cuidado la varilla guía, sintiendo su peso en mi mano, inserto el disco en el pivote de acero y con un ligero y rápido movimiento, desplazo la varilla y la bajo lentamente haciendo coincidir la aguja lectora en el surco donde todo comienza, ese surco suave y plano que una vez comience a girar, dejará caer el brazo en esas líneas invisibles que crean música.

Hoy me siento en otro mundo.

Enrique y Ana “La gallinita CoCouaua”

Mecano “Una rosa es una rosa”

Cómplices “Es por ti”

La maldición de las ferias de Talavera

 ferias

Deberían investigarlo como un fenómeno científico, o meterlo en los grimorios, o en capítulo de Sobrenatural. Tener que trabajar hasta las 23h de la noche un jueves de feria es cuanto menos particular. Salir al descanso a las 22h, sentarse en el bordillo a la salida del edificio y ver la polvora es bastante divertido, sabiendo que tantisimas miles de personas la están disfrutando… pero ¿¡qué es esto!?

De pronto un montón de luces en el cielo, ¿son cohetes artificiales? Es complicado que los cohetes exploten por otra zona que no es la que pertenece a la zona de ferias, no puede ser. ¡Son relámpagos!

El día estaba soleado y tranquilo, la noche en calma y se me había olvidado que cada año, dos veces al año coincidiendo con las ferias de Mayo y en este caso las de Septiembre, las lluvias vuelven a Talavera como una maldición. Sentado en el bordillo comienzan a caer unas pequeñas gotitas, mejor meterse para adentro. Recien cruzada la puerta una marea de vientos fuertes sacuden las calles y la lluvia azota con mucha fuerza. De este año tampoco nos salvamos.

De ahí en adelante los cielos siguen nublados como ahora y en 29 años todavía no he conseguido ver que en las 58 ocasiones (algunas de ellas ni las recuerdo pero mis padres tienen memoria de ello) en que ha habido ferias, no haya llovido.

Voy a pensar que los fuegos artificiales remueven los cimientos de los cielos. Si alguien está dispuesto a traerse sus cachivaches de cazatormentas, bienvenido sea, necesitamos una explicación a semejantes hechos 😛