Así limpiaba, así que yo lo vi

Trabajadores suspendidos por cuerdas manteniendo limpia la cara a la que tantas miradas van dirigidas del Big Ben en Londres, Reino Unido.

Las labores de mantenimiento, entre las que se incluye esta de limpieza en su fase final, durarán unos 6 meses, tiempo más que suficiente para que el más famoso reloj del mundo esté listo para celebrar su 150 aniversario en 2009, tiempo durante el cual, si vas a viajar hasta allí para escuchar sus famosos “gongs” no vayas, porque no sonarán.

limpieza Big Ben