Buddy en su nueva casa

Nadie buscaba a este labrador perdido por Ciudad de México, abandonado a su suerte y sin un triste cartel anunciando su búsqueda. Producto de la enfermedad del verano de algunas personas que adquieren un animal por la emoción del momento sin pensar en los cuidados que necesitan diariamente.

Buddy y Cherie en el aeropuerto, el encuentro

Buddy en el aeropuerto, el encuentro 

Si al menos sus “dueños” hubiesen dedicado algo de tiempo a enseñarle, se hubiesen dado cuenta de que Buddy aprende rápido, apenas en unas semanas.

Buddy

Buddy listo para ir a casa 

Finalmente Buddy ha sido adoptado por Cherie de San Francisco, cuyo perro murió por un cáncer y esto la llevó a querer salvar la vida de un animal abandonado.

buddy

Buddy en su nueva casa jugando y siendo feliz 

Viendo estas fotos se me mueve algo dentro, sé lo que es y no puedo evitarlo.